Analytica

La evaluación de las metas presidenciales.

Por Observatorio Electoral consultores

El 10 de diciembre de 2015, Mauricio Macri asumía la Presidencia de la Nación. En su discurso inaugural, tras una ceremonial accidentada por la ausencia de la ex presidenta en la transmisión del mando, Macri planteó tres objetivos básicos: pobreza cero (que en intervenciones posteriores fue redefinido como “reducir la pobreza”), combatir el narcotráfico y unir a los argentinos. Y pidió, también, que la sociedad lo evalúe por su desempeño en estas tres metas.

Habiendo transcurrido poco más de dos años de aquella presentación del gobierno y sus objetivos, la última encuesta mensual de Observatorio Electoral consultó a 1062 argentinos mayores de 16 años (28 al 30 de diciembre, ámbito nacional, +-2,97% de error muestral, entrevistas telefónicas autoadministradas) sobre dichas metas. Más concretamente, la pregunta fue: ¿cuál de esas tres metas el Presidente cumplió mejor? Con estas tres opciones, la respuesta fue rotunda: para el 61,8% fue “combatir al narcotráfico”, en segundo lugar quedó “unir a los argentinos” (24,8% de las respuestas) y en el tercero “pobreza cero” (9,8%).

G1_454

Pero si a las opciones de respuestas le agregamos “ninguna”, el resultado cambia. El 47,1% responde de esta manera, mientras que para el 32,7% la meta mejor cumplida fue “combatir al narcotráfico”, para el 13,1% “unir a los argentinos” y para el 5,2% “pobreza cero”.

G2_454

Cruzando los resultados en la encuesta con la tendencia de voto en las legislativas de octubre, surge que los votantes de Cambiemos valoran principalmente la política de combate al narcotráfico, mientras que los votantes de la oposición se responden mayoritariamente que el presidente no cumplió con ninguna de las tres metas.

Esta evaluación luce consistente con otras mediciones de desempeño: en general, los votantes no demuestran satisfacción con la situación económica (aunque la insatisfacción disminuyó a lo largo del segundo semestre de 2017), mantienen expectativas para 2018, y se encuentran políticamente polarizados. No obstante, y a pesar de que siguen mostrando preocupación por la inseguridad, se manifiestan satisfechos con lo que el gobierno hace adelante en materia de políticas de seguridad.